Simulador de los Mejores 10 Préstamos Online en Efectivo

Calculá tu Cuota en 3 Segundos

4 Razones por las Cuales Pedir un Préstamo Personal en vez de Comprar con Tarjeta de Crédito

    Es recurrente preguntarse cuál es la mejor alternativa de financiación cuando nos encontramos ante una urgencia económica o queremos cumplir con objetivos que requieren de dinero del que no poseemos para su concreción. Las opciones en general son dos, o se utiliza la tarjeta de crédito para comprar pagando el gasto al mes siguiente o se solicita un préstamo personal abonado los gastos poco a poco. Es importante entender que, a pesar de que las dos herramientas tienen la finalidad de otorgarle mayor liquidez a quien las utilice, sus características financieras difieren entre sí en relación a los montos de dinero disponibles, los plazos, los costos, los requisitos, entre otras características particulares que hacen a cada una de ellas.

    Aunque en ocasiones, las personas crean que para adquirir un bien es mejor la tarjeta de crédito que los préstamos, es importante aclarar que estos últimos disponen de una serie de ventajas que podrá notar a continuación cuando enumeremos las 4 razones por las cuales pedir un préstamo personal en vez de comprar con tarjeta de crédito.

    1. El recargo de la financiación en tarjeta es más alto que el costo financiero de un préstamo personal.

    En los préstamos personales se establecen tasas de interés menores a las fijadas para las compras con las tarjetas de crédito, este es uno de los motivos por el cual la deuda final será menor en un préstamo que en las tarjetas. Además, en el préstamo personal el cliente paga un solo tipo de interés que es el proporcional al dinero que solicita, en cambio, la tarjeta de crédito aplica dos clases de intereses, por un lado, cobra intereses por el dinero que se utiliza y por el otro se abonan intereses por tener a disposición el resto del dinero para emplearlo en cualquier momento, es decir que, se paga también por el dinero que no se utiliza. Otro factor que aumenta el costo de las tarjetas de crédito con respecto a los préstamos personales, es el hecho de que muchas veces las tarjetas cobran costos por mantención a pesar de no ser utilizada por el titular para realizar una compra. Los costos de las tarjetas pueden irse modificando cada mes mientras que muchas entidades ofrecen préstamos personales a tasa y cuota fija.

    2. Los préstamos ofrecen montos mayores en mejores plazos.

    Las tarjetas pueden resultar de utilidad cuando debemos hacer gastos menores, ahora bien, en ocasiones donde la suma de dinero que precisamos es considerable, la mejor opción es sin dudas solicitar un préstamo personal porque estos suelen ofrecer sumas mayores a devolver en plazos más amplios y como ya vimos con menores intereses.

    Una de las ventajas relevantes que brindan los préstamos en comparación a las tarjetas de crédito es la de permitir al cliente la posibilidad de realizar pagos adelantados provocando, de esta forma, una reducción de los intereses. Además, quien desee cancelar el préstamo antes de tiempo, podrá hacerlo sin ningún inconveniente saldando la deuda con antelación acortando, por lo tanto, el plazo.

     3. Si necesita dinero en efectivo, mejor un préstamo.





    Tener el efectivo disponible permite, en ocasiones, negociar mejor un precio de contado para lo que se quiere comprar. Hablando de las tarjetas de crédito, tenemos que decir que es sumamente sencillo solicitar un avance con estas, pues, solo es preciso dirigirse al cajero automático, ingresar la tarjeta y seleccionar la opción de retirar efectivo. Ahora bien, cuando uno retira efectivo con la tarjeta de crédito, los intereses que se cobran son de los más altos del mercado, lo que, se suma a las comisiones que los bancos aplican por brindar este tipo de servicio. A su vez, nunca será posible retirar la totalidad del cupo, ya que, en la mayoría de los casos el límite de extracción será del treinta por ciento del mismo. Como vemos, por sus condiciones, los préstamos personales resultan una mejor alternativa al momento de acceder a dinero en efectivo para comprar.

    4. Usando un préstamo para comprar se deja liberada la tarjeta de crédito.

    Como bien se sabe, las tarjetas de crédito establecen límites que varían según la evaluación financiera que hacen acerca de cada cliente, por lo que, si usted compra algo valioso con la tarjeta, estará agotando su margen de crédito imposibilitando la utilización de la tarjeta en un futuro cercano. Esta es otra de las razones por las que el préstamo personal resulta más recomendable al momento de realizar grandes gastos y la tarjeta más útil para las pequeñas compras. Siguiendo este consejo, aprovechará los beneficios que ofrecen ambas herramientas destinadas a la financiación personal.

Comparador de préstamos personales online

    Si luego de enterarse de las 4 razones por las cuales pedir un préstamo personal en vez de comprar con tarjeta de crédito, quiere seguir adelante con la búsqueda de un préstamo que le ayude a cubrir sus necesidades de financiación actuales, le resultará de gran utilidad nuestro comparador online, herramienta que se encuentra disponible en esta misma página, a través de la cual, podrá obtener una lista de las ofertas que las entidades financieras de mayor prestigio y calidad de nuestro país tienen para usted. El uso del comparador no supone costo alguno y los resultados serán expresados en unos pocos minutos. Para que tenga una idea del alto nivel de las compañías presentes en el comparador le diremos que entre las más importantes se encuentran Banco Galicia, Banco de la Nación Argentina, HSBC y BBVA Francés, todas ellas con cobertura nacional, pudiendo acceder a sus productos sin importar cual sea su lugar de residencia actual.

Conclusión

    Pedir un préstamo personal en vez de comprar con tarjeta de crédito supone una serie de ventajas realmente interesantes que hemos descripto a lo largo de este artículo, además, en este momento de volatilidad cambiaria que atraviesa nuestro país, las tarjetas de crédito están dando menos chances de financiación que en los últimos años haciendo de los préstamos personales una opción aún más valorada por las personas que requieren de apoyo para comprar lo que desean.

Video Crédito

Dejanos tus preguntas o comentarios

Mapa

Preguntas y Respuestas

¿Cuánto demoran en darme el efectivo en un préstamo?
Esto dependerá del tiempo que la compañía demore en procesar las solicitudes, sin embargo, podemos a adelantarle que en la actualidad el promedio es de tres días hábiles.
¿Puedo pedir un préstamo, aunque no tenga un trabajo formal?
Si, existen en nuestro país entidades que permiten el acceso a préstamos a las personas que no cuentan con un recibo de sueldo. Los requisitos suelen ser la presentación del DNI, la factura de un servicio donde se acredite el domicilio, una cuenta bancaria donde la entidad pueda depositar el dinero y proceder con el cobro por débito automático. Algunas de estas compañías requieren que el solicitante no se encuentre en el Veraz.
¿Es peor atrasarse con el pago de la tarjeta de crédito o con un préstamo?
El atraso en el pago tiene consecuencias en ambos casos, pero los intereses de mora cobrados por las tarjetas de crédito son considerablemente más elevados que los que se aplican en un préstamo personal.

Deja tu calificacion sobre 4 Razones por las Cuales Pedir un Préstamo Personal en vez de Comprar con Tarjeta de Crédito

(3,67) / 3 Calificaciones

Calificación: 4
Comentário: Cierto, una vez retiré efectivo con mi tarjeta de crédito y tuve que devolver mucho más de lo que pedí.
Calificación: 3
Comentário: Por comprar un televisor en una cuota me quedé sin saldo en la tarjeta.
Calificación: 4
Comentário: Definitivamente voy a pedir un crédito esta vez.

Simulador de los Mejores 10 Préstamos Online en Efectivo